ARGENTINOS REPUDIAN PASADA DICTADURA CON UN "NUNCA MÁS"

30.03.2014 21:04

Millares de argentinos ratificarán hoy su democracia en diversas actividades y eventos, en especial una multitudinaria concentración en Plaza de Mayo, en la que repudiarán la última dictadura cívico-militar bajo el lema "Nunca más".

El 24 de marzo se conmemora en Argentina el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, jornada que se dedica a la reflexión y la denuncia del sangriento terrorismo de estado que vivió el país de 1976 a 1983, siete años en los que desaparecieron 30 mil personas.

Si bien hay numerosas actividades programadas en diversas partes del país, el acto central será la movilización hacia la Plaza de Mayo.

Bajo el lema "Democracia o Corporaciones", Abuelas de Plaza de Mayo, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, H.I.J.O.S y Familiares de detenidos y desaparecidos por razones políticas convocaron, desde el mediodía en la intersección de 9 de Julio y Avenida de Mayo para desfilar hacia la Plaza.

Además, a partir de las 17:00, hora local, en el Espacio Memoria y Derechos Humanos (exESMA), se celebrará el X aniversario de la recuperación del predio donde funcionó la Escuela de Mecánica de la Armada durante la última dictadura cívico-militar.

Habrá concentraciones y eventos en otros barrios de Buenos Aires, así como en el resto de las ciudades.

En entrevista con Miradas al Sur, Hebe Pastor de Bonafini, una de las fundadoras de la organización Madres de Plaza de Mayo se refirió a la vida, los sueños, las alegrías, las búsquedas, lo resuelto, lo irresuelto y lo que aún queda en la sociedad luego de 38 años del golpe militar de 1976.

A la pregunta sobre qué queda de aquellos años, la luchadora por los derechos humanos que perdió a dos de sus tres hijos y a la nuera respondió: "Todavía queda mucho de la Justicia que transformar, ya que hubo mucha complicidad".

Rebatió también que hay una parte de la sociedad que todavía dice que no le pasó nada. "Nadie puede seguir diciendo "a mí no me pasó", ya que al que no le llevaron un hijo o una hija, le hicieron perder todo lo que tenía. Remataron el país, lo regalaron, nos endeudaron, nos lastimaron. Nos tenían absolutamente sometidos", remarcó.

Hebe, como comúnmente se le conoce, es partidaria de una profunda reforma judicial en la que se precise cómo se eligen los jueces, cómo se proponen, quiénes van a ser, cómo y de dónde van a depender.

"Esa reforma es un trabajo que debe ser hecho por mucha gente, discutido, pensado. Eso es lo bueno, como ocurrió con la ley de medios. Debatir todo lo que haya que debatir", recalcó la defensora de los derechos humanos.

Organizaciones humanitarias y las autoridades todavía buscan en Argentina a 400 niños robados de parejas que fueron secuestradas y desaparecidas, para devolverles su real identidad, al tiempo que se desarrollan 12 juicios por crímenes de lesa humanidad.

Esos procesos judiciales son contra represores, militares, policías, agentes secretos y expropiadores de niños. Puede que pronto comience uno contra el primer empresario confabulado con el terrorismo de Estado, Marcos Jacobo Levín.

Igualmente, se procede al enjuiciamiento de los primeros jueces implicados en delitos de lesa humanidad, aunque este es proceso engorroso.

Al menos, ya comenzó a ser juzgado en Mar del Plata el primero de ellos, Pedro Federico Hooft, por un Jurado de Enjuiciamiento que deberá determinar si lo destituye del cargo.

tgj/mh