DECLARACIÓN PÚBLICA DE LA JUVENTUD SOCIALISTA DE CHILE SOBRE LA DESIGNACIÓN DE VAN RYSSBERGHE EN LA PRESIDENCIA DE LA COMISIÓN DE DERECHOS HUMANOS DE LA CÁMARA ALTA

26.03.2015 12:59

Declaración Pública

Frente a la reciente designación de la senadora Jacqueline Van Rysselberghe como presidenta de la comisión de Derechos Humanos del Senado, la Comisión Política de la Juventud Socialista de Chile, reunida en Santiago el día viernes 20 de marzo de 2015, declara lo siguiente:

1. Nuestro más absoluto rechazo y enérgica condena a esta nominación. Una responsabilidad de tal importancia y naturaleza requiere la conducción por parte de personas cuya integridad en materia de defensa y promoción de los Derechos Humanos sea clara e irrestricta, sin titubeos ni espacio a dudas. La senadora Van Rysselberghe ha señalado públicamente su apoyo a la continuidad de la dictadura de Pinochet en el plebiscito de 1988 y respaldó, hace menos de seis meses, al ex alcalde Labbé, procesado por violaciones a los derechos humanos. Además de ser una persona profundamente comprometida con la obra de la dictadura, la senadora ha destacado por sus continuas intervenciones en contra de los derechos de minorías sexuales, llegando emitir juicios y opiniones abiertamente ofensivas y discriminatorias, lejos de la conducta cívica y democrática que queremos para nuestro país. En este sentido, no es extraña la enorme preocupación que ha despertado su nominación en diversas organizaciones de defensa y promoción de los Derechos Humanos.

2. Su designación constituye una amenaza para el avance de los proyectos de ley relacionados con la defensa y promoción de los Derechos Humanos que durante este año deben discutirse en la Cámara Alta, como la creación de la Subsecretaría de Derechos Humanos o la extensión de las facultades del Programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior para que pueda querellarse a nombre de las víctimas de tortura. Respecto a éste último la senadora ha evitado comprometerse.

3. Asimismo, condenamos el bajo compromiso de los senadores de la Nueva Mayoría en esta materia al considerar a la comisión de Derechos Humanos como una instancia susceptible de ser entregada a una persona con las características ya descritas. Ninguna negociación política al interior del Senado puede significar transar en un tema tan sensible y significativo para nuestro país. Esto viene a agudizar el proceso de deslegitimación en curso del sistema político.

4. Finalmente, solicitamos al Senado revertir esta nominación, dando una clara señal al país de la verdadera importancia que la defensa de los derechos humanos debe tener. Los Derechos Humanos no son un área temática más en la vida política, sino la base misma en que se funda nuestra convivencia democrática.

 

Comisión Política
Juventud Socialista de Chile