EL CINE ADORA A MANDELA Y SUDÁFRICA TAMBIÉN

26.09.2013 09:24

El cine vuelve a adorar a Nelson Mandela en un momento bastante especial, mientras Sudáfrica mantiene su amor por el hombre que consagró su vida a la lucha contra el apartheid.

 

Convaleciente, ahora en su casa de esta ciudad, Mandela arribó a su 95 aniversario el 18 de julio pasado en un hospital de Pretoria, la capital administrativa, severamente afectado de sus pulmones, sin dudas, consecuencia de 27 años de cárcel.

El productor sudafricano de origen indio Anant Singh es uno de los artífices de la película Mandela: Long walk to freedom (El largo camino hacia la libertad), un biopic que promete estremecer a los auditorios del séptimo arte.

La cinta fue presentada en premier en el Festival de Toronto, Canadá, y conmovió a la exexposa de Madiba, Winnie Madikizela-Mandela, y a una de sus hijas, Zindzi, de acuerdo con Singh, fundador del primer estudio de Sudáfrica en Durban.

Esta vez el papel del Premio Nobel de la Paz lo interpreta Idris Elba (Buffalo Soldier, American Gánster, Ghost Rider), británico hijo de padre sierraleonés y madre de ghanesa, al lado de Naomie Harris y Robert Hobbs, bajo la dirección de Justin Chadwick.

La pasada semana les mostré el largometraje a Winnie y a Zindzi Mandela, estuvieron muy emocionadas, declaró Anant Singh a la televisión local tras la presentación del tráiler del filme que se estrenará mundialmente en 2014.

Después del éxito de Invictus, realizada por Clint Eastwood y con un célebre papel de Madiba a cargo de Morgan Freeman, existen grandes expectativas con el guión de la obra autobiográfica homónima escrita por el propio Nelson Mandela en 1995.

Dijeron que no cambiarían nada de la película (Winnie y Zindzi), les encantó y, lo más importante, que captura su camino y el de Mandela de una forma casi impensable, aseveró Singh, quien elogió el trabajo de Idris Elba.

Asimismo, el actor sudafricano Tony Kgoroge, quien interpreta a Walter Sisulu, uno de los más importantes compañeros de lucha del primer presidente electo tras la caída del apartheid, aplaudió la labor de Elba.

A diferencia de Invictus, que aborda un pasaje de la trayectoria de Mandela como jefe de Estado a propósito de la Copa Mundial de rugby en 1995, El largo camino de la libertad es mucho más abarcador.

El director Chadwik, también actor de cine y televisión, es conocido por sus presentaciones en The Loss of Sexual Innocence, Famyly Style y sobre todo, por La otra chica Bolena, exhibido en la Berlinale.

A inicios de mes, Mandela dejó el hospital de Pretoria para instalarse en su residencia de Johannesburgo, una medida que tomó en cuenta el deseo de la familia y de amigos muy cercanos con el consentimiento de los médicos.

En declaraciones a las cadenas SABC y e-News, los especialistas indicaron que el porvenir se antoja extremadamente complejo y que las alternativas no son muchas, salvo la excepcional fortaleza física del admirado líder antiapartheid.

La idea es que pueda ser curado en el mejor de los casos, o que pase el trayecto final de su vida en un ambiente más agradable y sin dudas apacible, comentaron nietos e hijas de Tata, como lo llaman cariñosamente.

Distante ahora de la frialdad de un hospital, luego de casi tres meses de cuidados intensivos en Pretoria, Mandela en todo caso sigue en "estado crítico e inestable", según partes médicos reiterados.

rc/ft