EUROPA O SEGURIDAD NACIONAL, ESA ES LA CUESTIÓN UCRANIANA

25.11.2013 20:37

Imagen de muestraComo el príncipe Hamlet, Ucrania debió elegir entre la asociación con una Unión Europea (UE) en crisis o la seguridad de un comercio estable con Rusia y la Comunidad de Estados Independientes (CEI), y optó por la segunda variante.

En un dramático giro de timón, en su sesión del 21 de noviembre, el Gobierno aprobó una resolución que suspende el proceso de preparación para firmar el Acuerdo de Asociación entre Kiev y la UE "en intereses de la seguridad nacional de Ucrania", según el servicio de prensa del Ejecutivo.

La decisión se tomó con el fin de estudiar detalladamente y aplicar medidas que Ucrania debe cumplir para restablecer los volúmenes y direcciones de las relaciones comerciales y económicas con Rusia y otros miembros de la CEI, se informó.

El texto del Gabinete ministerial se dirige al Consejo Nacional de Seguridad y Defensa de Ucrania con la solicitud de respaldar la suspensión del proceso de preparación para la rúbrica del acuerdo con Europa.

Advierten los ministros que la supresión se debe a la necesidad de lograr un debido nivel en el mercado interno que permita establecer relaciones paritarias entre Kiev y los miembros de la UE, "principio fundamental del derecho internacional y base de la seguridad económica del país".

En evidente gesto de acercamiento a Moscú, principal socio comercial de Ucrania, la resolución gubernamental autoriza a un grupo de ministerios a proponer a los órganos directivos de la UE y a Rusia crear una comisión trilateral para abrir negociaciones.

Durante esa misma reunión, el primer ministro, Mykola Azarov, dio a conocer las condiciones impuestas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) para otorgar un crédito solicitado por esa república exsoviética, que constituía otra esperanza para los europeístas.

Informó el jefe de gabinete que una exigencia propone incrementar las tarifas del suministro de gas y calefacción a la población en casi un 40 por ciento.

Al referirse al salario, la institución financiera partidaria de las reglas de corte neoliberal orienta congelar el básico, el mínimo y el nominal total en el nivel corriente, añadió el gobernante, según la agencia de noticias ucraniana Ukrainform.

Sobre los gastos presupuestarios, el FMI demanda reducir las subvenciones en la energía, reducción gradual de la exención del impuesto sobre el valor agregado (IVA) para la agricultura y otras condiciones, añaden las fuentes.

La víspera, Azarov dijo a la prensa en San Petersburgo, que la formación de los índices principales del Presupuesto Estatal de Ucrania para 2014 depende del compromiso con Rusia y el restablecimiento de los volúmenes del intercambio mercantil.

En 10 meses nuestra circulación de mercancías se redujo en un 25 por ciento. Comparto la preocupación de nuestros industriales y hablé de ella a los socios rusos, señaló el jefe de gabinete.

Víctor Yanukóvic, presidente ucraniano, por su parte, en recientes declaraciones a la prensa en la región de Zaparozhie reconoció que la producción nacional no es solicitada dentro de la Unión Europea, en tanto los planes de asociación con la UE provocaron tensiones con Moscú.

Ucrania sufrió una pérdida en el volumen de ventas de más de 15 mil millones de dólares. Esto es el 25 por ciento del comercio con los países del Este, en particular con Rusia, admitió el mandatario.

Desde la óptica rusa, el mismo 21 de noviembre, al conocer la decisión del Gobierno ucraniano, Putin ratificó en Moscú que no está en contra de la firma por Kiev del Acuerdo de Asociación con la UE, pero considera que esa integración entraña amenazas porque Kiev y Moscú se encuentran en una zona de libre comercio.

No es un asunto político, sino pragmático y económico, subrayó el estadista, y ratificó la participación de Moscú en el encuentro tripartito que propuso Yanukovich, en el formato Ucrania, UE y Rusia.

Deploró, asimismo, las presiones y lo que calificó de chantaje de la UE contra Ucrania por la decisión intempestiva de su Gobierno.

Escuchamos las amenazas de la UE en relación con Ucrania, hasta el límite de auspiciar la celebración de acciones masivas de protesta, criticó.

Opinó que la situación en torno a ese país será más clara en los próximos días, pues el 28 y 29 de noviembre tendrá lugar en Vilnius, Lituania, la cumbre del foro de Asociación Oriental. En ese ámbito se planificó la firma del acuerdo comercial entre Kíev y la UE, si la república exsoviética cumplía una serie de condiciones impuestas.

Interrogado por la prensa acerca del contenido de una supuesta conversación telefónica entre Yanukóvich y su par lituana, el jefe del Kremlin respondió con ironía.

Pregunten a los amigos estadounidenses. Ellos lo dirán, sentenció Putin.

acl/jpm